Pincha en las fotos si quieres verlas ampliadas.

lunes, 21 de enero de 2013

Chapa y pintura


En el verano de 2009 el Deseado pasó por el taller para una revisión a fondo.


Tomando medidas.


  Se cambió la bancada, alguna cuaderna y tablas que los años, las bajadas y algún percance habían tocado.


También a la roda se le dio un repaso.


Por último se lijó y pintó con sus colores de siempre.



Con lo que quedó listo para ser botado.

2 comentarios:

  1. Pues ha quedado precioso!!
    Magnífico reportaje sobre esta "restauración".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que, desde que se boto, nunca estuvo tan flamante.

      Eliminar