lunes, 29 de febrero de 2016

Varados para siempre


  Arrumbados por la orillas, todavía con el cabo que los sujeta, los viejos botes nunca mas volverán a navegar.


¿Cuándo fue su última singladura? ¿Quién los amarró y dejó allí abandonados?


El agua, las algas y el tiempo los van disolviendo hasta desaparecer.


  En las orillas de ríos y estuarios, cualesquiera que sean, siempre se encuentran las mismas tristes imágenes. Estas son del río Landro que forma la ría de Viveiro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario