Pincha en las fotos si quieres verlas ampliadas.

lunes, 14 de marzo de 2016

Dejándose llevar


  Un viento flojo empuja las dos toneladas del Deseado que avanza ciñendo por la ría de Viveiro en uno de los muchos largos que tendrá que hacer si quiere llegar hasta la entrada de la ría. Germán, escota en la mano derecha, maneja la caña con un solo dedo y la pierna izquierda, a su lado Covita mira muy seria al fotógrafo. Una tranquila y soleada tarde de agosto de 1978.

No hay comentarios:

Publicar un comentario